Proyecto fotográfico "Mujeres Mirando"

Un proyecto fotográfico y cultural que capta las experiencias desde la visión de tres mujeres que durante 10 años compartieron vivencias en territorio Waorani.

Carolina Zambrano nos comenta más acerca de este interesante proyecto en una entrevista realizada por Víctor Macías Pincay.

Cuéntanos de forma general, ¿qué es y quiénes conforman la propuesta o proyecto "Mujeres Mirando?.

Mujeres Mirando que significa "ONKIYENANI ARANIPA" en wao terero es un proyecto concebido por tres mujeres ecuatorianas que durante 10 años hemos compartido varias vivencias en el territorio Waorani de la amazonía ecuatoriana. Es una propuesta independiente que surge cuando recordamos las incontables horas, días compartidos en territorio wao, miramos las miles de imágenes captadas con nuestros ojos y corazón, imágenes llenas de historias, testimonios, alegría y también incertidumbres. Hemos vivido esos momentos de manera intensa, ahora deseamos compartir lo que vimos y transmitir lo que sentimos. Este proyecto visual apuesta a una mirada interna e intercultural conformada por: Manuela Ima (Waorani), Romelia Papue (Kichwa-Shuar) y mi persona Carolina Zambrano (Riosense).

¿Cuál es el objetivo de realizar un proyecto como "mujeres mirando"?

Nos ha juntado la necesidad de registrar el recorrido histórico de la nacionalidad Waorani para la defensa del territorio, dar testimonio de la riqueza cultural y de su íntima relación con los paisajes y recursos que existen en la Amazonía, recuperando los esfuerzos más recientes para la conservación de sus bosques, que son los de mayor riqueza biológica del planeta.

Los Waorani son el último pueblo indígena amazónico del Ecuador que entra en contacto con el mundo occidental. Actualmente su población es de 2.204 personas que habitan en las provincias de Pastaza, Napo y Orellana, según el censo del INEC en 2016. Sus 48 comunidades se localizan en zonas cercanas a las redes fluviales y a las orillas de los carreteros construidos por la industria petrolera. Desde que se inicio la explotación de petróleo en la amazonia ecuatoriana, en la década de los 70s, los Waorani han tenido que adaptarse a vivir y convivir con este incomodo vecino del cual depende -en gran medida- la economía del país.

Antes de 1958, los Waorani tenían escaso contacto con otras nacionalidades indígenas o grupos humanos. Tenían un modo de vida nómada (cazadores y recolectores) con un sistema de cultivos incipiente y se encontraban organizados en núcleos familiares y/o familias ampliadas. Eran reconocidos como importantes guerreros y defensores de su territorio, inclusive entre los clanes familiares de su propia cultura.

Se tiene registro que hasta mediados del siglo pasado, los Waorani dominaban un extenso territorio comprendido entre los ríos Napo y Curaray, sin embargo por varios motivos, especialmente la incorporación de zonas de la Amazonia para la explotación petrolera, su territorio se ha reducido significativamente. Pese a ello, es una de las nacionalidades en posesión legal de uno de los territorios indígenas más extensos del Ecuador, con aproximadamente 711.870 has.

A partir del contacto, se han producido profundas transformaciones sociales y culturales en la Cultura Waorani. Sin embargo hasta la presente fecha no se han modificado del todo aspectos considerados importantes para la cultura Waorani, como es: el uso cotidiano del idioma, el uso y aprovechamiento tradicional de los recursos del bosque para la subsistencia, el cultivo de la yuca, y manifestaciones culturales como sus adornos corporales y cantos rituales. Debido a la la baja densidad poblacional, a su forma de vida tradicional, y a las medidas adoptadas por el Estado para limitar la construcción de vías de ingreso, el territorio Waorani se encuentra todavía en buen estado de conservación. Sin embargo, tanto la cultura como el territorio sufren amenazadas constantes como extracción ilegal de madera, avances de la frontera agrícola e incursiones de actividades mineras ilegales, entre otras.

¿Cómo se da lugar este encuentro de tres mujeres, qué han descubierto y aprendido en la realización de este proyecto?

La primera vez que fui a la selva fue en un viaje misionero en 2008, allí conocí a Romelia, ella llevaba trabajando algunos años entre los waorani, en 2009 nos hicimos muy amigas y comenzamos a viajar más seguido a las comunidades, siempre llevábamos nuestras cámaras. Después de un par de años conocí a Manuela cuando era la presidenta de la AMWAE (Asociación de Mujeres Waorani de la Amazonía Ecuatoriana), entonces me enganchaba a los viajes y colaboraba voluntariamente registrando los procesos artesanales para la tienda. Durante estos viajes existió siempre la necesidad de registrar imágenes, era una convivencia directa con la gente desde nuestros lugares distintos y vivencias entrelazadas por la amistad. Manuela Ima por ejemplo es una mujer dirigente Waorani que lleva muchos más años fotografiando a su pueblo, es una mirada que va más allá de esta temporalidad; representa su propia vida y la de su gente.

Fue por esto que a inicios del 2018 Manuela desde la AMWAE nos propuso realizar juntas una muestra de las fotografías, las cuales se fueron construyendo de manera orgánica ya que no visualizábamos algo así. La edición se veía tan difícil, teníamos muchas imágenes y apego; fue bueno contar con el apoyo del fotógrafo Vicho Gaibor quien realizó la selección final. Disfrutamos mucho del proceso pues descubrimos nuestras formas de ver, de relacionarnos y de conectar a través de la fotografía. Este proyecto nos ha enseñado la importancia de las experiencias vividas para construir nuestros propias narraciones visuales que aporten al mundo.

¿Este proyecto ha sido expuesto en alguna galería y en que ciudades?

Sí, la primera exposición fue autogestionada y se realizó en Puyo el 08 de Febrero del 2018, dos meses después la Revista "Ecuador Terra Incógnita" nos publicó una reseña en la edición no. 109. En octubre de ese mismo año nos invitaron a participar en la Exposición Colectiva "Contaminados - lo popular en el arte" en el MAAC (Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo) en Guayaquil, la cual finalizó en abril del 2019

¿Cómo ha recibido el público esta propuesta y que impresiones les ha dejado?

Tuvimos muy buena acogida y resonancia desde la primera exposición en Puyo la cual hizo que luego nos inviten a participar en otros contextos.

¿Qué aprenderemos y qué recibiremos de "mujeres mirando" en una próxima exposición?

Hay muchos temas que atraviesan a la nacionalidad Waorani y de los que podríamos hablar, en este momento estamos en la etapa de decidir qué temas y soportes pueden ser los más adecuadas para exhibir un trabajo más completo.



86 vistas

©Nosotros SomosEC S.A. marca con derechos reservados 2020

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round