Wanderbus Ecuador: Una nueva forma de hacer turismo

Actualizado: 1 de mar de 2019

Nosotros SomosEC, recorrió el país a bordo de Wanderbus Ecuador.

A continuación compartimos con ustedes la fantástica experiencia, una nueva forma de hacer turismo interno y conocer las bellezas del país de los cuatro mundos.


Wanderbus Ecuador es la primera y única opción de hop-on, hop-off (se traduce como “subir y bajar” de un bus y es un método que te permite conocer puntos de interés turístico predefinidos con horarios preestablecidos) para recorrer el país sobre ruedas con costos económicos y condiciones flexibles para disfrutar desde las montañas de los Andes, las selvas amazónicas a las playas del Pacífico, y de esta forma descubrir la geografía, paisajes, atractivos, gastronomía y cultura en cada destino escogido.

hop-on, hop-off (se traduce como “subir y bajar” de un bus y es un método que te permite conocer puntos de interés turístico predefinidos con horarios preestablecidos).

La empresa ofrece una experiencia de viaje sin complicaciones que te ayuda a aprovechar al máximo el tiempo. Wanderbus Ecuador te permite crear tu propio itinerario, ajustándose a las rutas y lugares que deseas conocer, ya que los viajeros tienen la oportunidad de subir y bajar de la unidad de transporte en cualquiera de las paradas establecidas por la empresa.

"Wanderbus Ecuador te permite crear tu propio itinerario"

Wanderbus nos invitó a recorrer la Costa del Pacífico y los Andes en 12 días, pero al tener el tiempo limitado, decidimos hacerlo solo en seis días, tiempo necesario para disfrutar de las bellezas que tiene nuestro Ecuador.


Nuestra travesía empezó en Guayaquil, saliendo del hotel Holiday Inn, con dirección a Montañita. En el bus, fuimos recibidos por la guía, Haydee, una chica amable y con amplia sonrisa, quien nos dio la introducción al servicio de Wanderbus y, además, nos brindó snacks y agua. Al llegar a nuestro primer destino, ubicado en la provincia de Santa Elena, pudimos observar que las calles de Montañita están llenas de animados bares, discotecas y restaurantes decorados con tejados de paja. La playa se extiende hasta La Punta, un acantilado rocoso con vistas al océano. La comuna es el lugar idóneo para aprender a surfear y practicar yoga; mientras que las noches se presta para caminar y compartir con amigos. Pasamos la noche en Montañita y nos preparamos para salir, la mañana siguiente, a la provincia de Manabí.


6:15 a.m. nos embarcamos en el bus con rumbo a Puerto Cayo, comuna donde paramos en Cabalonga EcoAdventure, un cómodo alojamiento ecológico al pie de la playa y que, también, ofrece programas ecoturísticos como, por ejemplo: pesca artesanal, kayaking, cabalgatas, avistamiento de ballenas, trekking, entre otros. Aquí, preparamos un delicioso desayuno típico, ya que cada uno pudo experimentar en la cocina moliendo el verde y rallando el queso, para luego comer un delicioso Tigrillo.


Continuamos con nuestro recorrido, llegamos al cantón Rocafuerte para comprar dulces artesanales, elaborados con materia prima de calidad y de excelente sabor. Los principales ingredientes son leche de vaca, canela, harina de trigo, azúcar y frutas secas, las cuales se combinan en distintas proporciones y cantidades, adaptando en su presentación formas de rectángulos, círculos, rombos y cuadrados. Con las compras hechas, nos subimos al bus y empezamos a subir a los Andes para nuestro siguiente destino: Quito, la capital del Ecuador.


En la vía Alóag – Santo Domingo nos detuvimos en la carretera para fotografiar la escultura “El Poder Brutal”, coloquialmente conocida como “La Cara del Diablo”. La figura, que está ubicada a 30 m del suelo, tiene 20 m de alto y sobresale en la punta de una loma que da hacia la curva de la vía. El rostro del grabado llama la atención por los dos cuernos que se elevan sobre la frente, la nariz puntiaguda y la boca semiabierta que deja al descubierto dos colmillos. En la base de la imagen está escrita la frase "El poder brutal". Después de varios selfies y temblar del frío, regresamos al bus para continuar el recorrido.


Selfie con el grupo que viajó con nosotros en este tramo.

En la noche llegamos a Quito, capital del Ecuador, listos para descansar; la mañana siguiente, desde la plaza de San Blás, hicimos un Free walking tour (incluido en el servicio) con nuestro guía Jorge. Caminamos por el Centro Histórico de la ciudad, admirando la arquitectura patrimonial y el arte urbano mientras Jorge nos contaba interesantes historias sobre la ciudad. El tour se extendió hasta la Basílica del Voto Nacional, visitar las torres gigantes de la iglesia y conocer su historia.

La mañana siguiente nos reunimos con nuestro nuevo guía, Paúl, para dirigirnos hacia el Parque Nacional Cotopaxi. En el camino hicimos una parada en la finca La Victoria, donde degustamos un buen desayuno. Arribamos al Parque Nacional y visitamos la laguna Limpiopungo, donde admiramos el paisaje, la laguna, la flora diversa y muchas aves y caballos salvajes. Al final, descendimos del parque para dirigirnos a la laguna de Quilotoa.


Vista de la laguna formada dentro del volcán Quilotoa.

Al llegar a Quilotoa la laguna te roba el aliento, tanto por los colores del agua y gracias al reflejo del sol. Estuvimos un par de horas en el sector, tomando muchas fotos y conversando con la gente local. Una vez concluida la actividad, retornamos al bus para dirigirnos a nuestro siguiente destino: Baños de Agua Santa, en la provincia de Tungurahua, lugar donde disfrutamos de la vida nocturna y aprovechamos para visitar las Termas de la Virgen, famosas por sus aguas sulfatadas y sus piscinas de diferentes temperaturas, que ofrecen un sano momento de relajación y paz.


Al amanecer del siguiente día, ya estábamos listas para nuestro siguiente destino, pero primero hicimos una corta parada en Riobamba, capital de la provincia de Chimborazo. Luego de un rico desayuno nos embarcamos hacia el Parque Nacional Sangay, donde se encuentran las lagunas de Ozogoche, nuestro siguiente destino. Llegar a las lagunas no es complicado, la zona está correctamente señalizada y debes seguir la ruta Guamote, (20 km al sur de Guamote y 36 km al este de la localidad de Palmira). El lugar es hermoso, aire puro, silencio y un contacto de primera mano con la naturaleza. Las lagunas son profundas, frías y tienen un llamativo color azul oscuro y en sus alrededores existen áreas para acampar, realizar excursiones, observación de aves y ciclismo de montaña.


Recorriendo el sendero hacia la laguna de Ozogoche.

Salimos de Ozogoche con dirección a Cuenca. El recorrido en bus fue de 5 horas aproximadamente horas, tiempo en el que tuvimos la oportunidad para conversar con nuestro guía Paúl y, también, descansar. Por la noche llegamos a Cuenca, que es la capital de la provincia del Azuay y aprovechamos el momento para realizar un recorrido nocturno por el casco histórico y disfrutar de una buena cena, cuyo plato principal fue el locro de papa, una sopa típica preparada a base de papas cocidas, queso y leche.

Al día siguiente, nos llegamos al Parque Nacional El Cajas, caminamos por el sendero hacia la laguna la Toreadora para asombrarnos con su dimensión y serenidad. Un grupo de llamas nos acompañó en el camino hasta el centro de interpretación, donde aprendimos sobre la extensión del parque, la flora y la fauna que se encuentra en el lugar, y la importancia hídrica de este parque para Cuenca y sus alrededores. Tras 2 horas de recorrido, salimos hacia Molleturo para desayunar y continuamos nuestro camino de regreso al calor de nuestra querida Guayaquil.

21 vistas

©Nosotros SomosEC S.A. marca con derechos reservados 2020

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round